Fuente: Reddit

Quizás sea el método más influyente para el crecimiento del consumo de café a nivel mundial.

La cafetera italiana «moka» es una de las mejores formas de preparar un café espresso en casa y, aunque no se obtiene la misma textura ni crema, ha sabido ganarse un puesto especial dentro de los hogares. Así que si lo tuyo es el café fuerte y concentrado quizá este sea el método para ti.

Este instrumento tiene una forma octagonal, que consta de 2 cuerpos que se unen en la mitad por medio de una rosca. En la parte inferior de la cafetera se coloca el agua, y encima se pone un filtro de metal en forma de embudo que servirá para poner el café molido. Por último el compartimento de arriba es donde se depositará el café una vez que haya sido preparado.

Este método de preparación fue diseñado para utilizarlo sobre una hornilla, aunque en la actualidad se pueden encontrar modelos eléctricos que tienen el mismo principio.

Origen

 

El origen de esta cafetera se remonta a 1919, cuando Alfonso Bialetti, funda su compañía enfocada en la elaboración de productos de aluminio, en Verbania, Italia. Luego, en 1933, decide crear el primer prototipo de su cafetera Moka.

 

Fuente: Bialetti

Historia

Fuente: Bialetti

El café llega a Italia aproximadamente en el siglo XVI. En ese entonces era visto como un bien de lujo, por lo que no era accesible para todas las personas. Solo lo consumían las personas adineradas de la época y lo hacían en las “casas de café”.

La creciente demanda de café hace que la gente comience a buscar alternativas para prepararlo más eficientemente. En 1884, se crean las primeras máquinas de espresso, las cuales utilizaban vapor a presión para extraer el café, lo que permitía prepararlo mucho más rápido. Estas máquinas eran muy grandes y pesadas, por lo que solamente eran usadas en establecimiento comerciales de café.

Bialetti crea su cafetera en 1933, buscando una alternativa casera para preparar un espresso. Para los años 50, Italia tiene un crecimiento económico importantísimo, lo que incrementa, aún más, el consumo de café, y así mismo, dispara las ventas de esta nueva cafetera.

 

Su éxito comercial es innegable e incluso se dice que 9 de cada 10 casas en Italia cuentan con una cafetera moka.

En el resto del mundo tampoco encontró competencia y logro posicionarse como una de la cafeteras más comercializadas a nivel mundial. Parte de su fama se la debe  a la gran popularidad de las máquinas de espresso.

En la actualidad, la cafetera ha encontrado mucha competencia por las máquinas de espresso caseras. Sin embargo, la mayoría de hogares aún cuentan con una de estas cafeteras, ya sea que las usen en su día a día o que la tengas decorando alguna estantería.

Funcionamiento

Se coloca agua en el compartimento inferior y se la somete al fuego, al momento que esta alcanza el punto de ebullición, la presión del agua va a aumentar hasta que esta se vea obligada a subir por el embudo. Pasa a través del café molido y sube hasta la punta de una torre con huecos a los lados. Esta torre hace que el café se aloje en el compartimento superior.

Variables a tener en cuenta

A continuación se encuentran las principales variables que debemos tener en cuenta. Es importante entender que no existe una receta mágica al momento de preparar nuestro café y que el sabor va a depender del grano que hayamos comprado, pero se puede jugar con estas variables para obtener una mejor extracción y sabores más balanceados.

Temperatura del agua

En este método de preparación no vamos a poder controlar la temperatura del agua, ya que esta debe alcanzar el punto de ebullición para poder funcionar.

 

Tamaño de la Molienda

El tamaño de la molienda va a depender de si queremos preparar un espresso o un americano. Si queremos preparar una bebida más intensa que se asemeje a un espresso, debemos utilizar una molienda más fina (como sal de mesa); por el contrario, si queremos preparar un americano, deberemos usar una molienda más gruesa (como azúcar granulada).

Ratio

Generalmente las cafeteras Moka vienen diseñadas para que pongamos agua hasta la válvula del recipiente inferior, y café en el filtro hasta que quede al ras del filo.

Preparación

  1. Colocar agua fría en el recipiente inferior, hasta la válvula que tiene en uno de sus lados.
  2. Colocar el embudo, y encima poner el café molido.
  3. Cerrar la cafetera con el recipiente superior.
  4. Poner la cafetera sobre fuego.
  5. La cafetera va a sonar como que se ha acabado el agua, cuando esto pase retiramos del fuego.
  6. Servir

Tips

  • Limpiar bien tu moka con agua y secarla después de cada uso para evitar la proliferación de hongos.
  • Evita aplastar el café en el filtro, ya que puedes obstruir el paso del agua.
  • De vez en cuando dejar que pase agua sin café para limpiar los conductos internos de la cafetera.
  • Si deseas un café con más cuerpo, puedes bajar un poco la temperatura de la estufa cuando el agua comience a hervir, de esta forma habrá un mayor tiempo de contacto entre el café y el agua.

Tadeo Agama

Redactor

Graduado de Ingeniería en administración de empresas turísticas y hoteleras de la UDLA, pero sobre todo Barista y apasionado por el café, con más de 5 años de experiencia en la industria cafetera del Ecuador. Participante de 2 campeonatos nacionales de barismo, alcanzando el 5to y 4to lugar.

Califica este artículo!
(Votos: 3 Promedio: 5)
Comparte con tus amigos!